Overwhelmed as one would be placed in my position…

My kittie still hasn’t come back. I miss her. But I’m still waiting for her. All her things (her litter box, her bowl of food, the doggies with whom she plays) are still here.
 
Finished "The Dark Tower V: Wolves of the Calla" by Stephen King. Joe’s gonna lend me "The Dark Tower VI: Susannah Song" tonight.
 
Need to repaint my hair… probably next week.
 
My first week on school was neat. New teachers are OK… I don’t really like them, but it could have been worse. I really like school… but I am kinda worried about Social Service, ‘cause it seems that I still need to do like 80 more hours before September the First. I know I won’t be able to do so, but I’m trying. Yesterday I was 9 hours at the office. Today I’m gonna be 5. I am so freaking tired…
 
Haven’t seen my shrink since the last entry.
 
Haven’t got my meds.
 
The End.

Sometimes it hurts when you care about me…

My kittie hasn’t come back. I miss her. I miss her so much.
 
Bought two new Stephen King’s books: "Desperation" (I have already read "The Regulators", they’re written under Backman’s name and are somehow related) and "The Dark Tower V: Wolves of the Calla". I’m reading that one right now.
 
Repainted my hair. Now it looks more like burgundy or something.
 
I’m going back to school next monday. Have five new teachers, two I’ve never even heard about. Kinda scary. But I’m excited, it’s my last year.
 
Last wednesday I went to my weekly appointment with my shrink. She says ‘I strongly believe that Depression occurs when someone is not satisfied with the outcomes of their daily lives. There’s always something that can make you feel unhappy: work, family, affective relationships…’
 
Then I say ‘PLEASE, cut the crap and hand over the fucking meds!’
 
The End.
 
P.S. Have a great weekend.

Come home…

Ha pasado una semana desde que mi gata, Bicho, decidió que era buena idea salir al patio.
 
Bicho normalmente no sale de la casa, de hecho sólo una vez se había salido y había sido por descuido nuestro y por curiosidad suya (unos gatos estaban haciendo un escándalo afuera). Lo peor es que en esta ocasión ni siquiera la echamos de menos. Pensamos que había ido a dormir en uno de los múltiples lugares en que acostumbraba hacerlo, y nos fuimos a la cama. No contábamos con que se había salido.
 
Ha pasado una semana desde que mi gata, Bicho, escapó de la casa. No tengo la menor idea de dónde está.
 
El sábado pasado pegué carteles por toda la colonia… carteles que dos días después serían arrancados por gente vulgar, torpe e insensible. Y estúpida.
 
Lo peor de todo esto es la incertidumbre. Bicho tiene sólo ocho meses, no se vale bien por si misma porque siempre estuvo muy mimada, sólo come cierto tipo de alimento. Tiene un carácter muy dulce, y está acostumbrada a la compañía canina y humana. Mi mente se bloquea al pensar dónde y cómo puede que esté ahora. Pudo ser robada, para no ser un gato de raza era muy hermosa, y estaba muy bien cuidada, y no sería la primera vez que nos roban un gato (sería la tercera vez, de hecho). O bien, pudo haberse aventurado al patio de mis brutales y violentos vecinos y… no sé. No quiero pensar en ello. O peor aún, pudo haber vagado y ser atacada por otros gatos, por perros, o ser arrollada por un auto.
 
O puede estar en algún lugar sola, herida, hambrienta… quizá ya esté muerta.
 
Estúpidos animales domésticos. Llegan, te hacen increíblemente feliz, te vuelves parte de su mundo – o te vuelves todo su mundo- y ellos se vuelven parte del tuyo. Son quienes nunca van a abandonarte o darte la espalda. Son quienes siempre van a ofrecer un silencio compasivo, una mirada cargada de amor, o incluso una caricia para hacerte saber que están ahí. Y luego se van o se mueren.
 
Este no ha sido mi mes con los animales domésticos.
 
Donde quiera que esté, sólo espero que esté bien.