“Stumbling in your soul; give yourself to me…”

Es normal suponer que cuando uno ama a otra persona y se sabe correspondido los pensamientos de uno u otro están permanentemente encaminados en el bienestar de la persona a quién se ama.

Amar a alguien significa desear lo mejor para esa persona. Desear, asimismo, ser lo mejor que se le pueda ofrecer. Mejorar como persona debería desearse en una base personal, pero nunca hay mejor aliciente que cuando se está enamorado. Así uno siempre busca verse bien, sentirse bien, tener algo que ofrecer…

Los malentendidos son inevitables. Aún por mucho que se ame suele pasar que la comunicación se ve obstruida. Las dudas surgen cuando esa comunicación se vuelve casi nula, y dichos malentendidos se suceden frecuentemente.

El amor es algo complejo. Pareciera que se alimenta de la mutua compañía y se muere con la distancia. Aunque existen excepciones a toda regla. Sé de casos donde no importando tiempo y distancia ese amor permaneció vivo.

El amor cambia en medida que las personas lo hacen. El experimentado por personas jóvenes conserva pocas características cuando estas personas crecen. No es lo mismo vivir un noviazgo sin compromisos que compartir tu vida, responsabilidades y espacio vital con otra persona. Son pocos los que sobreviven este trance. Hay quienes se dan cuenta que sus caminos no están directamente enlazados, y por mucho que se estimen no hay voluntad por hacer sacrificios.

Por cursi que pueda sonar, y por dolorosa que sea esta experiencia, como todo en mi vida, no me arrepiento de nada de lo que he hecho. Realmente apoyo eso de que todo mundo debería amar y conocer la vida en pareja, aunque fuera una vez, aunque fuera por conocer la experiencia.

El amor alivia la soledad, y te motiva a ser una mejor persona. Al terminarse puede volverse algo insoportable, crees que no vas a sobrevivirlo, no puedes ni siquiera ponerte de pie. Pero finalmente lo haces. Y vuelves a lanzarte al mundo, esperando, con dedos cruzados, cuando encuentres finalmente a esa persona que no te lastime y te merezca.

No me pregunten porqué estoy en un ánimo tan cursi. No me siento ñoña ni triste, y estoy procurando hablar de manera general, no de casos específicos, con la poca experiencia que he adquirido en esta, mi miserable veintena de años.

Siéntanse libres de comentarlo…

 

Por cierto, feliz lunes.

Anuncios

4 Respuestas a ““Stumbling in your soul; give yourself to me…”

  1. Amar.. puede cambiar de signficado.. cada persona persive las cosas de manera totalmente diferente.. El amor es lo q anaximandro plantea como el ápeiron.. (o al menos yo asi lo veo) la fusion de todas las sustancias en costante movimiendo.. el odio.. el amor.. el frio y el calor.. y es padre sentirlo.. Q tengan una linda semana…

  2. QUERIDA CLARICE:
     
     
    A veces llamamos amor al enamoramiento, siendo ëste último, tan sólo una parte del primero.  El amor verdadero -tienes razon- busca el bienestar del ser amado, cueste, lo que tenga que costar… Pero nunca en agravio de uno mismo.

  3. Ya, Hannibal. Dile que la amas; sé hombre!
    Enamoramiento es un concepto de frustrados y feos. O amas o no amas.
    No puedes no saber lo que sientes.

  4. Yo no estaba hablando de simple enamoramiento, estaba hablando de amor.
     
    Nuevamente este es un foro abierto para que cada quien de su opinión. Lo que cada uno crea dependerá de si mismo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s