“Lock the door, kill the light; no one’s coming home tonight.”

Varias noticias, chicos, chicas, y cosas raras que vagabundeen erráticamente y se topan con este, oh, altar donde desquito mis frustraciones.
 
Para empezar, las banales, o sea, prepárense para un capítulo más de la detestada sección de "My Boring Life": Es 30 de abril. Tengo varias cosas que escribir para la escuela, pero por una u otra razón no lo voy a hacer. Me valen madres las fault lines, me valen madres que sea tarea, lo más importante de todo es… que no tengo ganas. Mi Madre nos abandonó desde el jueves porque se iba a un curso de administración en el D.F., y me mandó un mensaje a mi celular hace rato de que se estaba divirtiendo mucho en los centros comerciales con sus amiguitas. Me molesta que se divierta. Debe ser que realmente soy egoísta, pero no me gusta la nueva madre que tengo desde que tiene su nuevo empleo. Ella dice que debe ser que ahora no la tenemos esclavizada y ya no la tratamos como su chacha -o al menos que ella ya no se deja- y parece no importarle que el que la tiene esclavizada ahora es su trabajo.
 
Mi Muñeco también me abandonó… con una razón justificable, pues fue a visitar a un amigo de la infancia a su pueblo natal, pues el padre de dicho amigo padece una enfermedad terminal, y su situación parece estar empeorando gravemente. Dudo que llegue a enterarse, pero realmente deseo lo mejor a la familia de este chico, es muy duro lidiar con la enfermedad de alguien querido. Sin embargo esto no evita que deje de sentirme sola, aburrida y fastidiada en un fin de semana con puente que no he aprovechado.
 
Ayer iniciamos la última de nuestras historias de Dungeons & Dragons, la cual nos permitió retomar personajes de historias previas, y será la historia con la que cerremos la "crónica de Vesta", que ya tenemos unos añitos jugando. Me da gusto porque voy a poder volver a jugar con Akai, una medio gato (un gato antropomórfico) o más bien, una Basthi (raza inventada por nuestro Master) clériga súper chingona… me gusta mucho el carácter afable pero fuerte de la monita, y me encanta tener la oportunidad de rolearla de nuevo. Les subo un dibujo que Joe tuvo a bien aventarse en menos de 15 minutos. Sin embargo, bien pudo ser que es ya el "último cuento", pero sentí la partida floja. Quizá sea que empezamos tarde y no todos los players estábamos en nuestro 100%
 
Ah, eso y que Luis algo me devolvió finalmente uno de los pares de audífonos que le di para que me lo reparara, y los aretes que le había encargado. Resulta que en el British Museum, como parte de la exposición egipcia estaban vendiendo aretes chapados en oro representando el gato Gayer-Anderson, una hermosa estatua de bronce con un collar de plata que representa a la diosa Bastet. Y pues me compré un par, pero a mi el oro no me gusta, pues no tengo joyas que me combinen, y resulta que Luis tiene un amigo que es joyero o platero o algo así, y me pudo hacer una reproducción de los mismos aretes pero en plata y quedaron muy bonitos. Ahora lo que me apura es pagárselos. Chequen las imágenes: fotos de los aretes, y fotos de la estatua.
 
La única ventaja es que ayer empezó el "Festival de San Luis Potosí" y los camiones dejan de pasar a las once de la noche.
 
En otras noticias, ya había mencionado que me había pintado el cabello, me lo pinté por ahí del 6 de marzo, y luego me di un retoque a finales de mes, pero se volvió a despintar muy pronto, y esta vez me jalé a Joe al súper de shopping a comprar un tinte nuevo, uno rojo cabrón, rojo chíngate los ojos que no se cayera tan rápido. Y acabé comprando un tono de Garnier con el número 666 de la serie nombrada "Rojos Volcánicos". Se ve muy chingón, y espero que dure un poco más. Anexo dos fotos para que vean el tono. Seguro el cabello luce mejor que la modelo.
 
Como último punto de mis desvaríos, quiero presentarles a alguien: él es mi amigo Joe, un cuate que conozco de hace muchos años. Un chico muy talentoso, que dibuja y escribe… pero debería mejorar su ortografía. Sé que es poca la gente que de vez en cuando se da una vuelta por mi espacio, supongo que es porque no tengo nada interesante que mostrar, pero el espacio que no deben perderse es éste, el suyo: http://spaces.msn.com/el-ronin/ 
 
Y por favor, dejen comentarios. Lo hacen muy feliz.
 
Y precisamente en un afan imitativo y en su honor, voy a tomarle la palabra, y creo empezaré a subir algunas de mis historias de ficción, nomás porque no tengo nada mejor que hacer con ellas. El gran problema que tengo es que es rara la vez que tengo algo terminado.
 
Es todo por esta semana. A ver cuando vuelve mi Madre, dijo que iba a comprar cigarros… además ya estoy fastidiándome de tener que atender a mi Padre, como que no le cae el 20 de que tiene manos y no tiene que atenerse a mi para comer. Debería salir a cazar algo. Seguro no tiene puntos en Survival.

“Lead astray the gazers the razors on your seducing skin…”

Primero una noticia, si alguien más llegase a leer mi blog y a interesarse en mi, les paso la dirección de mi perfil en la página de hi5, http://nekokain.hi5.com, donde he puesto mucha más información y fotos mías. Claro, igual y es sólo que soy increíblemente egocéntrica y llego a creer que a alguien le llegara a interesar, pero la invitación está hecha. Desgraciada (o afortunadamente, está redactado principalmente en inglés).
 
Y ahora la reseña de la película que acabo de ver el día de hoy: "El Despertar del Diablo", o, por su título en inglés, "The Hills Have Eyes". Resulta que es un remake de una película setentera dirigida por Wes Craven. A este tipo desde Scream no le tengo absolutamente nada de fe. Sin embargo mi Madre estaba invitando el cine, y como no está todavía la peli que queríamos ver (Ultraviolet… oh, my dearest goddess, Milla Jovovich! ) fuimos a ver dicha peli. Y si, me estoy justificando porque simplemente fue una película terrible.
 
Entre no se qué años (los cuarenta y los sesenta) el gobierno de E.U. llevó a cabo un montón de pruebas atómicas en un área del desierto de Nuevo México, afectando a la gente que ahí vivía, y provocando daño espantoso y mutaciones genéticas espectaculares. No sólo eso, sino que, por alguna razón y para sobrevivir esos mutantes observan ahora un comportamiento desagradable, degenerado, sangriento y caníbal. Así que se hacen cargo de todo aquel desafortunado que llegue a cruzar su camino.
 
No es una gran trama, de hecho son hora y media de pura carnicería. Me sentí bastante incómoda de haber ido con mis padres, porque mi madre no es mucho de ver ese tipo de películas (de hecho luego luego al principio hizo ademán de salirse del cine). Ésta película y Hostal se dan un tiro, exceptuando quizá que en Hostal hay como media hora de sexo consensual con unas europeas muy guapas.
 
La película es Clasificación D. Estuve checando comentarios de personas que la vieron en la página de Cinépolis y todo mundo decía que "no se explicaban cómo es que la película tenía dicha clasificación". Simple y llanamente porque las escenas son bastante agresivas. Hay mucha sangre, mucha violencia, y toda clase de acciones que puedan imaginarse para denigrar a un ser humano son vistas aquí. *Spoiler* Hay violaciones, y están bastante explícitas.*Fin del Spoiler* Bueno, si tus películas son las de terror con mucha sangre y gore, seguro esta es la película para ti. Pero asegúrate de no ser cardiaco ni ser alguien muy sensible a la sangre. También funciona si no te gustan las películas con aspiraciones. Me refiero a que… pues dudo mucho que alguna de las actuaciones aquí vistas vayan a llevarse un Oscar o algo así.
 
Well, that will do. Bye.
 
 

“Some say we’ll see Armaggedon soon… certainly I hope we will.”

I’m 21. I’ve lived outside my familiar home in another country without knowing anyone else for around nine or ten months. While it’s true that I returned to my home and am still living with my parents who pay school and food and every one of my little creature comforts, I hate being treated as a child.
 
Sometimes I wonder if I am behaving that way, but all I can say is that there’s no needle stuck in my arm, or some abortion weighting in my conscience. I go out at half past five in the morning, while it’s still dark, to go to school, which is on the other side of the city, and then go to do my social service, and come back home to eat something and fall almost immediatly asleep at around 10 p.m. Repeat ad nauseaum from monday to friday.
 
All I ask is some time for myself. I don’t even care if I’m too tired, there are two things I can’t give up: reading a little bit, and my boyfriend.
 
Once again, I don’t give a F*CK if my parents don’t approve our relationship, it’s me, not them, who’ll have to deal with every consequence, good or otherwise. It’s a pity if they cannot see beyond their very cultured noses, but I am really happy.